Dominar los fundamentos de la Cartografía y Orientación.

«El camino no elegido». Dos caminos se abrían en un bosque amarillo, y triste por no poder caminar por los dos, y por ser un viajero tan solo, un largo rato

Tal vez las conocidas palabras de Robert Frost no significaron literalmente una divergencia en una ruta de senderismo, pero como hombre rural de Nueva Inglaterra inevitablemente te has enfrentado a esta situación. Tal vez estés familiarizado con el marcaje de senderos (SL, PR y GR) y puedas determinar fácilmente en qué dirección ir para llegar a su destino final. Tal vez se encuentre en una situación más desesperada en la que su elección puede marcar la diferencia entre llegar a casa con su familia o pasar una noche no deseada en la montaña.

 

Con tanto potencialmente en juego, ¿confías en ti mismo para elegir el camino correcto? ¿Está preparado con las herramientas adecuadas (mapa, brújula, gps) para ayudarlo a tomar una decisión tan importante y sabe cómo usar esas herramientas?

La navegación terrestre puede ser una tarea muy desalentadora y no poseer esta habilidad ha impedido que muchos deambulen por territorios desconocidos debido al temor de no retorno. ¿A dónde irías si conocieras los conceptos básicos de la navegación? Tal vez hay un lago remoto que tiene una gran pesca o alguien te ha contado sobre un punto característico en el camino.

Conocer los conceptos básicos y construir sobre estas piedras de cimientos lo ayudará a comenzar en la dirección correcta.

HERRAMIENTAS DE EQUIPO NAVEGACIÓN:

La tecnología ha impactado la capacidad de la persona promedio para navegar más fácilmente que nunca. Las primeras brújulas que datan del año 3.000 antes de Cristo consistían en una cuchara que estaba cortada con piedra de imán y colocada en un plato de bronce que representaba la tierra. Más adelante una aguja sustituyó a la cuchara. Fue más tarde, en el siglo XII, cuando aplicaron estos conocimientos en la navegación. A diferencia de los GPS, las brújulas no dependen de fuentes externas de energía (pilas, baterías) y funcionan en todas las condiciones climáticas. Todavía se usan como una herramienta de navegación principal para muchos, una brújula de buena calidad SIEMPRE debe estar en su mochila junto al mapa de la zona, incluso si se usa como una copia de respaldo de su GPS. Las brújulas de mejor calidad están llenas de líquido, tienen biseles azimutales giratorios, flechas de observación y permitirán ajustes de declinación magnética.

Las brújulas son una herramienta esencial para el hombre en actividades al aire libre. Vienen en una variedad de estilos / características:

·        Brújula de Placa Base o Brújula de Orientación.

·        Brújula Marina o Brújula Cartográfica.

·        Brújula de Pulgar o Brújula de Competición.

·        Brújula Lensática o Brújula Militar.

·        Brújula Prismática.

·        Brújula de Muñeca.

Una brújula de buena calidad dura toda la vida. Se muestran diferentes estilos, incluidos modelos populares de orientación con y sin espejo visual, una brújula lensática y brújulas de botón. Asegúrese de mantener todos los objetos metálicos alejados de su brújula mientras toma sus lecturas para evitar que afecten la aguja magnética.

Los mapas topográficos son el elemento imprescindible al salir. Asegúrese de tener un mapa actualizado del área, en España son los del Instituto Geográfico Nacional disponible en diferentes escales( 1:10000, 1:25000 y 1:50000) ya que las características del paisaje cambian y la declinación magnética del área actual en la que se encuentra puede ser diferente de la última área en la que usó su brújula. Un mapa se puede utilizar con su GPS o brújula e incluso como una herramienta independiente. Leer las líneas de contorno del mapa y comprender los símbolos del mapa (cotas, vaguadas, puntos característicos) lo ayudará a trazar su viaje. Su mapa también debe incluir flechas norte magnéticas, verdaderas y de cuadrícula, escala de distancia, indicador de intervalo de contorno y diagrama de declinación magnética. El sol y las estrellas son anteriores al mapa y la brújula. El sol es constante en el cielo, y aprender a determinar una línea norte-sur se puede determinar fácilmente con un palo de sombra o incluso un reloj de pulsera. Identificar Polaris, o la Estrella polar, ayudará en la navegación nocturna. Esta forma de navegación es desafiante y debe aprenderse para su uso en emergencias, pero es una habilidad que lleva tiempo aprender. Incluso con los mejores dispositivos disponibles, sin saber cómo leerlos o comprender sus características, puede desorientarse y perderse rápidamente. Solo una vez que se sienta cómodo leyendo su GPS, brújula y mapa topográfico debe aventurarse con él.

ANTES DE SALIR

Conocer su ubicación actual y destino final es la base de la navegación terrestre. Sin duda, habrá numerosos giros y vueltas, altibajos a lo largo de sus viajes, ya que las rutas no siempre se recorren en línea recta. Incluso si planea caminar en línea recta a través de un desierto, inevitablemente se desviará del curso sin detenerse ocasionalmente para verificar su orientación y dirección de viaje. Independientemente de la herramienta que esté utilizando, trazar un curso es su primera acción.

El uso de un GPS es una de las herramientas de navegación más fáciles de usar una vez que aprende las funciones de su dispositivo portátil. Sabe dónde se encuentra y, si marcó su ubicación final deseada, ajusta automáticamente su encabezado a medida que se mueve para dirigirlo a su punto final.

Las unidades GPS de mano y las aplicaciones de teléfonos inteligentes se han convertido en un elemento de partida para muchos. Siempre lleve consigo una brújula de buena calidad en caso de falla de energía o falla para recibir una buena señal en áreas boscosas pesadas o cielos nublados. Aquí se muestran solo algunas opciones disponibles.

Por esta razón, me centraré más en el uso del mapa y la brújula. Una vez que haya establecido su ubicación actual, la navegación básica del mapa se puede hacer en cuatro sencillos pasos.

Paso 1 – Preparación del mapa y la brújula

Marque su mapa con su ubicación actual y su destino final. Dibuja una línea recta para conectar los dos puntos. A continuación, localice el indicador norte en su mapa. Todos los buenos mapas deben tener un indicador de norte magnético y norte verdadero y los grados de declinación magnética para un área que se muestra en el mapa. En este momento, si su brújula tiene un dial de declinación magnética, puede ajustarlo en consecuencia. Si su brújula no lo hace, marque su mapa con las líneas correspondientes para que corra paralelo con el norte magnético. Sin tomarse el tiempo para completar este paso, y solo siguiendo el norte magnético, no podrá seguir su camino previsto tanto como la declinación en esa área (es decir, si hay 20 grados de declinación, su dirección de viaje estará desactivada en 20 grados).

Paso 2 – Orienta tu mapa y brújula

Gire el bisel de su brújula hasta que el indicador “N” esté directamente en línea con la flecha de dirección de su brújula. Con su mapa lo más plano posible, coloca tu brújula en el mapa y alinea tu brújula con las líneas meridianas del mapa. Si ha ajustado su brújula para la declinación magnética, alinee su brújula para que el borde de la placa base corra paralelo con las verdaderas líneas del norte en el mapa. Si está utilizando las líneas de referencia dibujadas en el paso 1, alinee el borde de la placa base con las líneas magnéticas del norte dibujadas. Ahora gire cuidadosamente el mapa, asegurándose de no mover la brújula, hasta que la flecha norte de la brújula esté directamente debajo de la flecha de viaje. Su mapa ahora está correctamente orientado a su ubicación.

Paso 3 – Orientarse

Esta es la preparación final antes de comenzar a caminar. Sin mover el mapa de su ubicación actual en el paso 2, coloca el borde de tus brújulas a lo largo de la línea de viaje que has marcado anteriormente. Gire el bisel azimut de la brújula hasta que la aguja norte magnética esté directamente sobre la flecha de viaje (a veces denominada “roja en el cobertizo”). Ahora tendrá el rumbo, o rumbo, que necesita para viajar para llegar a su destino final.

Sugerencia útil: Un bloc de notas pequeño e impermeable para anotar sus LOS PUNTOS es una buena copia de seguridad. No hay nada peor que golpear el bisel azimutar y olvidar cuál era LOS GRADOS A SEGUIR.

Paso 4 – Listo para ponerse en movimiento

Manteniendo la flecha del norte magnético en su brújula, mire hacia abajo en el camino previsto hasta donde pueda e identifique un punto de referencia directamente en línea con su rumbo. Asegúrese de que este punto de referencia sea fácilmente identificable y sea visible todo el tiempo durante esta etapa de su caminata. Una vez que llegue a ese punto de referencia, volverá a sacar su brújula e identificará el siguiente punto de referencia y caminará hacia él de la misma manera. Repita este proceso hasta que se haya alcanzado su destino final. Sugerencia útil: Usando la escala del mapa, calcule la distancia a cada punto y use medidor de mapas para ayudar a rastrear la distancia recorrida.

HAGA REFERENCIA AL PAISAJE QUE LO RODEA

Como estaba marcando su mapa anteriormente, es posible que también haya notado algunas características en el mapa que puede usar como herramientas de navegación. Por ejemplo, si hay una secuencia que sigue su ruta general, puede usarla para navegar junto a una ubicación hasta que necesite separarse de ella. Esto se conoce como “pasamanos”. Los backstops también son útiles a medida que te mueves. Los backstops son características identificables, como un arroyo, carretera o sendero, que está más allá de su objetivo previsto. Si se encuentra con esta función, ha ido demasiado lejos, pero al usar este respaldo, tiene un punto de referencia sobre cuándo detenerse y restablecerse.

VOLVER

A menos que esté viajando por un sendero en bucle, probablemente volverá sobre sus pasos para volver a su punto de partida inicial. Un método fácil de regresar es marcar el sendero por un método conocido como “blazing”, especialmente cuando el sendero puede divergir en múltiples senderos.

Blazing es marcar su rastro con cinta visible a la luz de los ojos a lo largo del camino. Deje la cinta el tiempo suficiente para que sea visible desde la distancia y sople con el viento. Retire toda la cinta de marcado de los senderos a su regreso. 

COMIENCE CERCA DE CASA

A medida que comience a aprender las habilidades de navegación, es mejor comenzar en un territorio familiar. Marque puntos en su patio trasero y aprenda a orientarse hacia esos puntos de referencia. Desde allí, es posible que desee ir a un parque estatal local. La mayoría de los parques tienen mapas de las rutas de senderismo y estos son fáciles de aprender habilidades de navegación, ya que la probabilidad de perderse realmente es remota. Aprenda sus longitudes de zancada y ritmo y haga un conjunto de cuentas de ritmo para ayudar a medir la distancia recorrida.

Aprender los conceptos básicos de la navegación terrestre es una de las habilidades más gratificantes que se pueden tener. Una vez aprendido, tienes la confianza para ir a lugares a los que tal vez nunca hayas ido antes. Tómese el tiempo y sea competente con la herramienta de elección y luego continúe aprendiendo los otros métodos. Siempre hágale saber a alguien hacia dónde se dirige y cuándo esperar que se encuentre en casa. Ten en cuenta el terreno por el que viajarás y tus limitaciones físicas. ¡Esté seguro y diviértase!

MARCAS DE PALO DE SOMBRA

El uso de un palo de sombra puede ayudarlo a encontrar una línea norte-sur usando el sol. Simplemente coloque un palo en el suelo y marque el extremo de la sombra con una roca u otro palo. Esta marca inicial será oeste. Espere al menos 15 minutos (cuanto más tiempo, mejor) y marque el final de la sombra nuevamente. Esta marca es Este para tu brújula. A continuación, conecte las marcas oeste y este para determinar la línea este-oeste. Una línea perpendicular a esto ahora le dará una dirección norte-sur. La cinta naranja ardiente en la foto denota norte.

TU RELOJ CUMPLE UNA DOBLE FUNCIÓN

Otra forma de encontrar la línea norte-sur es con tu reloj de pulsera y el sol. En el hemisferio norte, apunte la manía de la hora hacia el sol. Divide la línea entre la manía de la hora y las 12:00 para darte la línea norte-sur. Si estás en el hemisferio sur, te alinearás a las 12:00 hacia el sol y dividirás la línea a la manía de la hora del reloj para darte la línea norte-sur.

Leave a Comment

Your email address will not be published.